martes, 29 de septiembre de 2009

Dangerous

De todos los discos de la etapa clásica de Michael Jackson, “Off The Wall” (1979), “Thriller” (1982), “Bad” (1987) y “Dangerous” (1991), es este último el que probablemente suene más desfasado, aun siendo el más actual. “Dangerous” no es un mal disco en absoluto, pero demostró que la cima creativa de Jackson ya quedaba más lejana. Puedo decir que hablo con conocimiento de causa, ya que en las navidades de 1991 me regalaron ese disco en su formato cassette. Dios bendiga al viejo cassette (o “cinta”, como había sido siempre para mí). Y durante ese año 1992 lo estuve escuchando constantemente. Luego otros tomarían mejores posiciones en mi walkman top 5 particular, y muy pronto vendrían muchos otros más, más ruidosos y con los pelos más largos. Pero claro, uno no puede dejar de tener un cierto cariño especial por ese “Dangerous”.

Recuerdo cuando se estrenó el single-videoclip, el celebérrimo “Black or White”. Aquella intro con Slash guitarreando y con el niño de “Solo en Casa”, aquellos efectos especiales, en su momento, espectaculares, y sobretodo aquella ridícula escena final con Jackson bailando solo, sin música, destrozando un coche, que generó bastante polémica y acabó por retirarse.

Este primer single es una muestra de que Michael Jackson todavía tenía golpes escondidos y podía recuperar esa fusión de rock blanco, y soul y música de baile negra que tan buenos resultados le había dado en el pasado. Siempre me llamó la atención, sin embargo, a qué venía esa letra, y qué se le pasaba por la cabeza cuando la posicionó como primer single, después de sufrir él mismo una transformación de su color de piel. Difícilmente sabremos si en realidad el aspecto blanquecino que lucía entonces era fruto de una enfermedad, de un tratamiento para blanquear un poco la piel en plan estético que se le fue de las manos o, como si se decía por ahí, y eso lo dudo mucho, un intento de, sencillamente, no parecer lo que era, negro. En cualquiera de los casos, una letra como esa, en un primer single, o era cosa de una inocencia absoluta o de una ironía muy fina.

Alguien puede decirme qué hostias significaba esta portada???

Pese a todo, ese era uno de los escasos momentos de grandeza de un disco que carecía de ellos. Pudiera ser el hecho de que prescindió de los servicios de Quincy Jones, tal vez ni siquiera Jones hubiera podido cambiar gran cosa. La cuestión es que todo el disco se movía por un estilo de lo que se dio en llamar “New Jack Swing”, una etiqueta de música negra que se hizo popular entre finales de los 80’s y principios de los 90’s. Era una especie de punto intermedio entre el R&B, la música de baile de sintetizadores y el rap en su versión más suavizada. Es decir, Jackson se apuntaba a un estilo musical, más que desarrollar el suyo propio. Lo cuál, y sumado a la larga duración del disco (14 canciones), hacía el resultado general un poco tedioso.

Hablemos de los buenos momentos del disco, aparte de la mencionada “Black Or White”, había otra colaboración con el gran Slash, en “Give In To Me”, una canción de ritmo lento y guitarra dura, con un cierto parecido a aquél “Dirty Diana” que se incluyó en “Bad”. Sin que sirva de precedente, en esta ocasión Slash no ofreció uno de sus solos insulsos que suele colar en sus colaboraciones, sino todo lo contrario. Finalmente podríamos hablar de “Gone Too Soon”, una balada elegíaca de bonita melodía. Y como propina también prodríamos salvar, seamos benevolentes, “Remember The Time”. Lo demás, un puro ejercicio de estilo de la música negra que era popular por aquél entonces, y que al final, acaba facturando varias canciones demasiado parecidas entre ellas.

Mención aparte a esa horrorosa “Heal The World”, balada babosa hasta la saciedad, con letra bienintencionada y en definitiva, una hija bastarda (completamente innecesaria) de aquél otro horror que era “We Are The World”.

A pesar de todo, fueron 7 singles (7!!! Definitivamente, eran otros tiempos) los que se extrajeron de “Dangerous”, con una serie de videoclips que se hicieron muy populares, con cameos de Eddie Murphy, Michael Jordan o Naomi Campbell, y con un Michael Jackson que ya lucía un aspecto lechoso y una cara casi destrozada por la cirugía estética, con esa nariz y esa barbilla ridículas.

Qué fue lo que falló? Seguramente le faltó contención y le sobraron influencias externas. Nadie dice que Jackson no debía evolucionar respecto a su sonido de los 80’s, pero ocurre que algunas de las canciones de “Dangerous” podrían haber estado perfectamente en discos de otros artistas de la época y que ahora están desaparecidos en el limbo de los tiempos. Y al final, por todos es conocida la historia: en enero del 92 el “Nevermind” le quita el primer puesto de Billboard y en 1993 Jackson es demandado por vez primera por abusos sexuales. Y de ese modo, la caída comenzó a ser evidente.

9 comentarios:

Möbius el Crononauta dijo...

No sé, pero creo que en singles al menos el "Dangerous" es bastante inferior a sus discos anteriores. ¿No era el video de "Black or White" donde al principio copiaba los videos de Twisted Sister?

Saludos

Javiruli dijo...

El listón era muy muy alto anteriormente, no me parece un mal disco, me supongo que yo tambien le tengo aprecio porque como tu tambien me lo regalaron en cassete, en esa epoca donde no sabia derivar si en Emilio Aragón, Aerosmith, Maquina Total 3 o Michael Jackson.
Give In To Me es un temazo y Jam, no era un mal tema pero dura casi 6 minutos joder!!! sobra cancion por todos los lados

Belén dijo...

Jo, pues a mi el dangerous me gustó mucho, pero me pasó una cosa curiosa, y es que me olvidé de él!

Cuando murió Jacko, empecé a recordar los vídeos youtube y me reencontré con muchos temas que si me gustaron en su día...

Besicos

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

Es un disco que me interesa porque sin duda es el anuncio de toda la decadencia que vino después. No acabó de salirle bien, anque vendió bastante, y a partir de ahí, hacia abajo.

¡Saludos!

kar dijo...

MÖBIUS, no conocía ese dato de Twisted Sister.

JAVIRULI, tú también lo tenías en casetese??? qué cosas

BELÉN, la verdad es que me cansé de él, pero creo que es el disco de jacko que más he escuchado.

R N'R OUTLAW, se puede ver así, como un anuncio o muestra de que la cosa iba a ir ya en caída libre

besos, abrazos y arrumacos varios

eric waits dijo...

Yo creo que es un buen disco aunque toma prestados recursos que "ya sé que funcionan" de épocas anteriores. Estoy de acuerdo en que fue el principio del fin.

Lorenzo dijo...

Bueno, pues yo no se que significa la portada pero si te diré el autor, los Iones somos fans de Mark Ryden (también autor del artwork de Nine lives de Aerosmith, y de One Hot minute de los Red Hot, entre otras...)
Busca en la red, seguro que te gustan sus ilustraciones!

Puedo aportar que la (fantástica)portada de dangerous contiene muchos elementos que también aparecen en A night at the Opera de los insignes Queen... pero no sé de qué va ese asunto.

Saludos majo!

Yo dijo...

http://www.lacortedelreydelpop.com/artedetapa4.htm
Aqui están las respuestas

Añado Screaming Trees a la lista de clientes de Mark Ryden


Saludos

Il Cavaliere dijo...

El yo de arriba era yo, valga la redundancia


Saludos!