lunes, 14 de abril de 2008

Stone alone

Hacía varios días que quería ir a ver "Shine a Light", la peli documental de los Rolling Stones que ha dirigido Martin Scorsese, y ayer al final fuí. Me molestó que la única sesión de aquél cine fuera la de las 22h, sólo de domingo a jueves, pero bueno, hasta cierto punto es comprensible. En el fondo, el rock n' roll cada vez tiene menos importancia en este mundo. Así que allí nos fuimos, Miss Kar y yo, ufanos y con ganas de disfrutar con una descarga stoniana. Y es que con los Rolling Stones, lo reconozco, no soy objetivo. El caso es que llegamos justo a la hora de la película, y cuando entramos en la sala, nos la encontramos... vacía. Efectivamente, toda la sala para nosotros dos. Sólo me había pasado otra vez en mi vida, el encontrarme solo en una sala de cine, y curiosamente fue también relacionado con los Rolling Stones. Me ocurrió cuando fui a ver "Stoned", una película algo cutre aunque con una buena intención, mostrar la historia del gran Brian Jones, los últimos días del malogrado guitarrista, su expulsión de la banda, sus adicciones y su extraña muerte. La película era algo underground y desapareció del cartel tras una semana, por lo que tal vez se comprendía la poca afluencia de público. Pero esta vez... ni que sea por Scorsese... pero ni por esas. Ya me imaginaba salas medio vacías, pero totalmente vacía? En fin, no seré yo quien se cuestione estas cosas, allá cada cual y hay que decir que disfruté como un enano con una sala toda para mí, poniéndome cómodo con los pies en la butaca de delante y con esa tonta sensación de tener un cine para mí.

Sí, sí, mucho abracete, pero se acojonó ante los Stones

En cuanto a la cinta, bueno, qué duda cabe que me gustó. Los ví el año pasado y desde luego un concierto en directo no se puede comparar, pero el caso es que esa filmación en pantalla grande y con ese sonido, se necesita tener poca sangre para no disfrutarla. Sin embargo, eso no me impide reconocer que me esperaba más... me explico, no deja de ser como un DVD de un concierto, sólo que se puede disfrutar en formato de una sala de cine. Pero la parte documental previa es flojita, flojita, y el material de archivo que intercalan, poco aprovechado. Seguramente hubiera estado mucho mejor tener más material documental, conocer a los stones sesentones de gira, ver interioridades, entrevistas con buenas preguntas, intercalar más material de archivo... qué sé yo. Diablos, que Martin Scorsese está detrás del proyecto!!! Pues a decir verdad, es Scorsese como podría haber sido cualquier director de videoclips. No hay ningún tipo de personalidad en la cinta. Da la impresión de que Scorsese se acojona ante los stones en general y ante Mick Jagger en particular, y que la cinta refleja exclusivamente lo que Mick Jagger ha querido que en ella refleje. En fin, que dios bendiga a Mick Jagger, pero yo quería una cámara filmándole cuando decide escrupulosamente su ropa, cuando se pone las gafas de ver para cuadrar números o la cara que debe poner cuando se encuentra con que Keith y Ronnie se han vuelto a emborrachar antes del ensayo.

Mick Jagger practicó el noble arte del cebolleting con la Aguilera

En definitiva, una película sólo apta para fans. Ellos (nosotros) disfrutarán de lo lindo con una banda en forma, más o menos, como en la última gira. El repertorio es equilibrado entre clásicos y no tan clásicos y respecto a las colaboraciones, Jack White está correcto, Buddy Guy se monta un buen número con los Stones y Christina Aguilera está en su línea. Esa mujer tiene una gran voz y una gran imagen (vamos, que está muy buenorra) y es una lástima que grabe la mierda de música que graba. En cuanto a la banda, Mick aeróbico, tanto que cansa de verle, Ronnie solvente, Keith, bueno, Keith está más ocupado de poner pose de viejo pirata malote que de tocar y Charlie... Charlie es Charlie.

Canciones:

The Rolling Stones: "Lovin' Cup"
The Rolling Stones: "Moon is Up"
The Rolling Stones: "Stupid Girl"

7 comentarios:

Belén dijo...

No te quejes querido, en algunas ciudades ni siquiera está estrenada (ais...)

Así que imagina :(

Besicos

Barón de la Birra dijo...

Pero hombre, un cine vacío y a su entera disposición, una hermosa mujer en la butaca de al lado y perdemos el tiempo en ver la película?? ya saldrá en DVD, por Dios!!!

Aquí tampoco está estrenada. Ganazas, aunque me quedaré con las ganas valga la rebuznancia.

Un saludo!!

kar dijo...

jajajaja... amigo mío, si Mick me dice ven, lo dejo todo...

Extensus dijo...

¿Qué no daría yo por ver esa misma peli en esas mismas condiciones?

Möbius el Crononauta dijo...

¡A ver si voy a verla pronto! Esto merece verse en pantalla grande.

Saludos

chiNO dijo...

Señores, me he mudado a wordpress por diferentes problemas que he tenido ultimamente con Blogger. Así que ya saben, misma dirección pero con wordpress.com al final.

Un saludito, troners

Elena dijo...

No la he visto, pero sin duda creo que es una oportunidad desaprovechada. En una entrevista en El Pais Semanal Scorse decía que quería que la música fuera la úica protagonista... pero vamos, por su peso, influencia y genialidad en la historia del cine podría haber presionado un poco más. Yo si fuera un Stone estaría orgullosa de que Scorsese me hiciera un documental (además de muchas otras cosas).