jueves, 3 de abril de 2008

Jitazos Fugaces. Hoy ... New Radicals

Esta es la historia de un tipo que hizo un Jitazo Fugaz y de cómo tuvo una nefasta influencia en ese país especialista en desvirtuar las cosas hacia lo grotesco llamado España. Esta es la historia de los New Radicals.

Como banda, seguramente no os diga gran cosa. A diferencia de muchos autores, o quizás debería decir perpetradores de Jitazos Fugaces, los New Radicals no sacaron más que un disco. El 95% de los autores de Jitazos Fugaces intentaron conseguir las mieles de la gloria con un siguiente disco al del Jitazo en cuestión, algunos incluso cayendo en la más cruel de las multireincidencias. No fue su caso. Los New Radicals fueron una banda americana que triunfó por todo lo alto en las listas británicas, lo cuál ya era raro en una época, la del brit pop (o sus últimos coletazos) en la que cualquier cosa que viniera de allende el Atlántico era vista con más o menos celo desde la pérfida albión. Y todo gracias a esta canción, "You get what you give", que incluyeron en su único trabajo. Que nadie me pregunte qué extraño arcano hizo que se alinearan los planetas y proporcionaran tal éxito a este tema de unos perfectos desconocidos. Ni lo sé, ni me importa.

Lo cierto es que la cancioncilla no está nada mal, y por estos lares fue pasto de esos recopilatorios con ínfulas de modernidad y de alternatividad que se publicaron a finales de los 90's, tal vez fuera el que patrocinaba Pepsi, tal vez no. Los New Radicals eran una banda con un líder claro, el cantante y compositor Gregg Alexander, mientras que el resto de la banda era de composición bastante voluble. Que no lo recordáis? Se trata del individuo de la foto:


Y sólo por eso, merece arder en el más cruel de los infiernos... fué él quien trajo la moda del gorrito de pescador que de golpe y porrazo los indies más cool de la Celtiberia robaron a su viejo y se calaron, orgullosos de su modernidad. Pero claro, eso fue en 1998. Y claro, a qué personaje mediático español recordamos en 1998 con ese dichoso gorro de pescador? Haced memoria... claro que sí, Ismael de Gran Hermano 1, un tipo detestable sin lugar a dudas. Visto lo visto, no me extraña que Gregg Alexander dejara su banda y se dedicara a escribir canciones para Enrique Iglesias y ese fulano que anda chocheando bajo el nombre de Santana.


6 comentarios:

Belén dijo...

Bueno, este grupo me recuerda a gente muy indeseable... pero son cosas de la música verdad? a veces te transportan a sitios que no quieres ir...

Besicos

manurhill dijo...

No esta mal el tema, aunque la verdad ya había caido en el olvido. En cuanto a la moda de la gorra, mejor olvidarse, aunque a esta siempre le sucede una peor las gorras de visera que ahora los "reggaton". Habría que hacer unos post sobre freaks hispanicus hay donde elegir. U saludo.

kar dijo...

belén, supongo que eso es lo bueno (y lo malo) de la música, la subjetividad que evoca

manurhill, sinceramente, me niego a dedicar un espacio a la cutrez celtibérica, ya la sufrimos todos los días. Y estás en lo cierto, esta canción ha caído en un sorprendente olvido.

saludos

elincreiblemike dijo...

Ahora que no puedo escuchar música en el trabajo no caigo en qué canción es. Me la tarareas?

Afortunadamente el gorrito de pescador sí que ha sido un jitazo fugaz. Tanto, que creo que aparte de al tal Ismael o a mi padre cuando va a jugar al golf no he visto a nadie más con él puesto.

Javiruli dijo...

Profesor Kar, permítame corregirle puesto que la moda de la gorra empezó en el año 2000, año que tuvo lugar el primer Gran Hermano. Yo le tengo un buen recuerdo a la gorrita ya que por suerte, para mi es un pequeño simbolo del final de la era de la música mákina, puesto que todos los chungos de mi instituto, se pasaron de makinetas a Cibergayers (previa del metrosexualismo)

Barón de la Birra dijo...

Ostras, habré escuchado esta canción dos docenas de veces la última semana. Casualidad? Serendipia? Tema molón, anyway.

Creo que no llegaron tan alto como este prometedor temazo sugería porque Gregg Alexander tenía una especie de fobia a los escenarios o al público o algo asín, así que decidió ganarse las habichuelas componiendo para otra gente. Lástima (bueno. No).

Un saludo!!