martes, 4 de enero de 2011

Balada Triste

El mundo no necesita más opiniones, eso está claro. Tampoco necesita más críticos amateur, aunque esa opinión probablemente venga escupida por parte del conjunto de críticos profesionales que de un tiempo a esta parte, han visto amenazada su forma de vida y lucro, que para el caso, viene a ser lo mismo, ¿no creen? En fin, eso lo sé, y comentarios como los que encabezan esta entrada podrían haber sido pronunciados por mí en algún momento, en algún bar. Y sin embargo, aquí estoy, a punto de hacer alarde de contradicción una vez más, y dispuesto a hablar de “Balada Triste de Trompeta”, ya saben, la última película de Álex de la Iglesia.

Y como esto no es una crítica, empezaré por hacer lo que no haría un crítico, que es decir si la película me gustó o no. Y tengo que decir que psssseee más bien tirando a no. Igual es la decepción causada por las expectativas, no lo niego. Pero si en una cinta de 100 minutos acabas pidiendo la hora, la cosa no parece ir bien. Aprovecho para decir, por otra parte, que 100 minutos me parece la duración ideal para una película, y que todo lo que sobrepase ese margen, o es una obra maestra o necesita un recorte.

A mí que esta pose apuntarse a la sien con el dedo me recuerda a algo...


A priori la historia tenía interés, payasos, violencia, estética kitsch (me encanta usar esta palabra, me hace sentir más listo) setentera, y un tipo como Carlos Areces cuya sola presencia en la pantalla me resulta hilarante, yo soy un tío simple. Y tengo que reconocer que la cinta comienza muy bien, pero tarda demasiado poco en caerse y hundirse en la dispersión.

No todo es un desastre, insisto en que el principio, y hasta el cambio de ritmo (no voy a entrar en detalles para quienes no la han visto), es muy interesante. Y también es de remarcar la capacidad para crear imágenes impactantes, la cinta es visualmente muy buena. Pero la historia está mal resuelta y acaba desdibujando una idea y unos personajes que podían haber dado mucho más.

Canciones:

Muse: “Uprising”
Gorillaz: “Clint Eastwood”
Curtis Mayfield: “Right for the darkness”

4 comentarios:

Aleix Ruiz Falqués dijo...

Hombre, gracias! Por fin un crítico con más de un dedo de frente.

A mi tampoco me gustó. El guión es muy flojo. La "imaginación surrealista" que prometían es simplemente efectismo (caro, eso sí, porque presupuesto tenía, el de la Iglesia).

Un saludo!

Möbius el Crononauta dijo...

No la he visto... pero por lo que me está llegando, se ve que al final será un poco pluff.

Vaya por dios.

kar dijo...

ALEIX, no me considero ni mucho menos "un crítico". Si algo me gusta lo digo, y si no, pues también. Mis criterios son plenamente discutibles. Pero se agradece el elogio, faltaría más. Estamos de acuerdo, mucho efectismo, pero poco guión.

MÖBIUS, sí, una lástima, porque la cosa prometía.

saludos

dale calor dijo...

me paso a mi algo similar con torrente 4, tal vez la diferente forma, lugar y momento pero desde luego que ha decaido mucho mucho, pero claro...es mi opinión

http://dalecalor.blogspot.com